ACERCA DE ESTE PROYECTO

Canon Chile

Canon Chile le encargó a los arquitectos de la Oficina Bravo la ampliación de las actuales oficinas en el centro de Santiago.

El área intervenida reúne todos los programas públicos de las oficinas: recepción, salas de reunión con clientes, sala de capacitación, showroom y un laboratorio para el servicio técnico.

“Dado el carácter público, propusimos generar una planta que pudiera ser recorrida de manera continua, conectando los distintos programas e incorporando espacios de permanencia a lo largo del recorrido” nos cuenta el arquitecto Sebastián Bravo.

Para los espacios comunes se utilizaron butacas modelo Minuscule de la marca danesa Fritz Hansen, y en las salas de reuniones y sala de capacitación se incorporaron diferentes versiones de la silla Dragonfly  y la mesa K4 de la marca italiana Segis.

Las áreas de trabajo son espacios simples y funcionales, en donde se utilizaron para todos los puestos las sillas ergonómicas operativas modelo J1, exclusivas de Fernando Mayer.

Fotografía: Carlos Hevia

CATEGORÍA:
Oficina